5 de abril de 2017

Circular en Osorio: La Casona, Pico del Rayo, El Cabezo, El Escobonal, La Casona.

Distancia: Entre 6 y 7 km.; Dificultad: Moderada (la subida al Pico del Rayo y la bajada hacia El Cabezo) y fácil el resto.

www.caminosdecanarias.blogspot.com 

Desde la parte trasera de La Casona sube un camino amplio, cerrado con dos postes al principio.

Inicio del camino.


Subimos por este camino evitando entradas a ambos lados hasta llegar a un cruce de camino junto a una casa y donde hay una señal donde se lee: Camino al Pico.

Llegamos a este cruce.


Seguimos esta dirección pasando por la trasera de la casa, el camino gira a la izquierda y comienza a empinarse, pasamos por una zona de Castaños, luego vamos haciendo zigzag para llegar a un cruce de caminos junto a la acequia de Crespo.

Zona de Castaños.


Panorámica desde el camino.


Cruce de caminos junto a la acequia.


Pasamos sobre la acequia y continuamos de frente, sin dejar de subir,  por camino más empinado aún,  que se meterá bajo la arboleda hasta llegar a un nuevo cruce de caminos.

El camino bajo la arboleda.
 



Nuevo cruce de caminos.


Giramos a la derecha y continuamos hasta llegar a lo alto del Pico del Rayo, punto geodésico.

Punto geodésico.


A la izquierda del punto geodésico hay un poste de señales, el camino de la izquierda se dirige a Los Chorros nosotros seguimos de frente, según la dirección que llegamos a este punto, el camino de bajada es muy empinado por lo que hemos de extremar la precaución.

Camino de bajada.




Bajamos entre la arboleda y cuando vamos a salir de la misma dejamos camino a la izquierda por lo que seguimos bajando hacia la zona de El Cabezo, llegamos a un nuevo cruce de caminos dejamos el de la derecha que va junto a la acequia y seguimos en dirección a la casa que tenemos al frente.

Pico del Rayo desde El Cabezo.


Pasamos junto a la casa y continuamos pegados a la acequia para llegar a un nuevo cruce de caminos, desechando el de la izquierda bajamos por el camino de la derecha un poco empinado.

Caminamos junto a la acequia.


Panorámica desde el camino.


Bajamos por este camino.


La bajada nos lleva a un cruce de caminos bajo los Eucaliptos, giramos a la derecha dejando el que sigue de frente y a la izquierda el arco de la acequia.

A la izquierda dejamos el arco de la acequia.


Entramos por el camino de la derecha.


Al salir de los Eucaliptos caminamos pegados a la Casas de El Escobonal que quedan a nuestra izquierda, la pista gira a la izquierda y baja y es aquí donde la abandonamos por camino que sigue de frente.

Dejamos la pista y seguimos por este camino.


Bajamos y tras cruzar un barranquillo salimos a otro cruce donde continuamos por la derecha subiendo un pequeño repecho para entrar bajo unos grandes Eucaliptos, abajo a la izquierda vemos un estanque cueva.

Tras el cruce subimos a este camino.


Estanque-cueva a la izquierda.


Tras cruzar el barranquillo el camino gira a la izquierda para ir ladereando hacia la derecha llegando a una pista de tierra.

El camino gira a la izquierda.


Y luego laderea a la derecha.


Si miramos atrás.


En la pista dejamos una subida a la derecha, continuando de frente, pasamos por un estanque que dejamos a la derecha y un pequeño cañaveral a la izquierda y salimos a una pista asfaltada, caminamos a la izquierda unos metros y encontramos una entrada a la derecha donde hay un disco de tráfico de prohibido motocicletas.
Entramos a la derecha donde en ese sentido vemos una gran finca y una enorme balsa de agua, por debajo de la balsa, a nivel inferior, hay un muro de piedra y junto al mismo un camino que será el que seguiremos, cruzamos un barranquillo y entramos bajo una arboleda para ir girando a la derecha y salir a una pista de tierra.

El camino ante de la pista.


Continuamos de frente en la pista, pasamos junto a una Palmera.

Pasamos junto a esta Palmera.


La pista cruza el barranco y llega al Aserradero dentro de la Finca de Osorio, bajamos a la izquierda y a partir de aquí podemos dirigirnos al aparcamiento, al alpendre o a La Casona, final del pateo.

De aquí al Aserradero.
 

No hay comentarios: