22 de julio de 2020

Circular por El Toscón Bajo, El Toscón Alto, El Granillar, San José del Álamo, El Solano y Toscón Bajo.


Distancia: 7,5 km.; Dificultad: Baja (aunque el primer tramo es bastante empinado).
www.caminosdecanarias.blogspot.com 

Iniciamos el pateo en la carretera general de Las Palmas de G.C. a Teror, a unos 50 metros, dirección Teror, de la entrada a San José del Álamo y donde la carretera hace curva a la derecha sobre el barranco, tenemos un doble cartel de tráfico que nos indica la dirección Las Palmas, Tamaraceite y a San José del Álamo.

El camino se inicia junto al panel de tráfico.















Entramos bajo los Eucaliptos que tenemos al frente, para luego girar a la izquierda y subir por este camino hasta que desemboca en pista de tierra.

El camino bajo los Eucaliptos.















Salimos a esta pista.















Por la pista caminamos a la izquierda hasta su final, frente a puerta de finca, aquí junto a una valla continua el camino a la izquierda.

El camino frente a la puerta de la finca.















Entramos por este camino pasando junto a Palmera solitaria, para luego dirigirnos a una hilera de Palmeras, subiendo junto  a las mismas.

Panorámica desde el camino.















Subimos junto a una hilera de Palmeras.















Pasada las Palmeras giramos a la izquierda para llegar junto a Eucaliptos, vemos como un ramal del camino sigue a la izquierda, junto a una casetilla, nosotros subimos a la derecha por camino erosionado, desembocando en un pequeño llano, a la izquierda dejamos un estanque.

A la izquierda dejamos este estanque.















En el llano aparece ante nosotros un camino, si se le puede llamar así, por el centro de la ladera bastante empinado y pedregoso que se dirige a unos Eucaliptos.

Subimos por este camino hacia los Eucaliptos.















Subimos por este camino hasta llegar cerca de los Eucaliptos donde el camino gira a la derecha y a los pocos metros a la izquierda para volver a subir bajo los citados Eucaliptos.

Panorámica del camino.















El camino gira a la derecha.















Panorámica desde los Eucaliptos.















Tras los Eucaliptos el camino sube entre rocas y vuelve a girar a la derecha hasta salir a lo alto del lomo junto a un pilón de cemento como los que ponía el Cabildo.

Una vez pasados los Eucaliptos subimos por risco.















Bella panorámica desde el pilón.















Una vez en lo alto del lomo seguimos a la izquierda por una pendiente mas llevadera, al frente vemos un lomo donde abundan los Eucaliptos, antes del lomo tenemos un cruce de caminos junto a un Eucalipto, aquí a la derecha parten dos caminos, tomamos el más cercano a nosotros.

En el cruce tomamos camino, derecha, mas cercano a nosotros.
Si hemos tomado bien la dirección, caminamos entre la vegetación existente en el lugar y en dirección a una solitaria Palmera, junto a la misma subimos un terraplén a lo alto del muro de una charca, ya seca, que rodeamos por la derecha.

La Palmera, el terraplén y la charca.















Desde esta parte del camino ya tenemos panorámica del Barranco de Teror, tras rodear la charca el camino sigue en suave ascenso por una pista que pasa entre Eucaliptos.

Panorámica del Barranco de Teror, Montaña de Arucas.















Dejamos la charca atrás.















La pista pasa entre Eucaliptos.















Caminamos siempre pegados al escarpe sobre el Barranco de Teror y manteniendo la cota, de esta forma evitaremos una red de pistas y caminos que hay sobre esta meseta, hechas por los amigos de las dos y cuatro ruedas.

Desde el escarpe tenemos panorámicas del Barranco de Teror.
Una vez hallamos salidos de entre los Eucaliptos tenemos un camino a la derecha, salimos de la pista para seguir por este camino que acortará la pista.

Entramos por este camino que acorta la pista.
El camino nos lleva de nuevo a la pista, si queremos ver la otra vertiente, San José del Álamo, tenemos que subir a la meseta que tenemos a la izquierda y llegar a la parte contraria, una vez satisfecha la curiosidad volvemos a la pista para continuar el pateo, seguimos por la pista mas pegada a la derecha que después de una bajada nos lleva a las primeras Casas del Granillar.

Bajamos a las Casas del Granillar.















La pista sigue junto a las casas hasta que desemboca en el asfalto por donde seguimos, evitar entrada  a la derecha, unos metros hasta que aparece a la izquierda una pista de tierra por donde bajamos, en un primer cruce giramos a la derecha.

Panorámicas desde la pista de tierra.















Seguimos por esta pista
















Nos dirigimos al este morro.















Continuamos por la pista en dirección al morro de la foto anterior, la pista hace curva a la izquierda y a la derecha tenemos un hermoso Eucalipto, de donde viene otra pista de tierra que se une a la nuestra unos metros más adelante, donde la pista gira a la izquierda, tenemos un camino a la derecha, aquí abandonamos la pista y subimos por este camino.

Abandonamos la pista por este camino.
















El camino nos lleva al muro de tierra de una charca, ya seca, caminamos a la izquierda hasta su final para girar a la derecha y subir hacia una casetilla.

Presa, a la izquierda.
















Subimos hacia esta casetilla.
















Continuamos subiendo en diagonal a la izquierda en dirección a unos Eucaliptos y desembocando en el asfalto, frente a la entrada de dos caminos, subimos por el que está a la derecha.
 
Panorámica del Granillar desde la carretera.















El camino por donde subimos.















Subimos por este camino llegando a un cruce de caminos, tras pasarlo el camino  gira a la derecha para subir al primer morro.

Panorámica desde el camino.















Panorámica desde lo alto del primer morro.















Giramos a la izquierda para continuar subiendo al siguiente morro, pasamos entre unos árboles y cuando llegamos al último que está a la izquierda, aparece un cruce de caminos, dos entradas a la izquierda que "hemos de tener en cuenta" (*).

En este cruce, a la derecha tenemos panorámica del barranco.
Seguimos subiendo hasta la cima de este morro, donde tenemos una pequeña Cruz de madera y de donde las vistas son espectaculares.

En la cima tenemos una Cruz.















Panorámicas desde la cima del morro.













































Desde este punto sigue el camino hacia las casas de San José del Álamo, una vez allí la única salida de esta parte de las casas en una pista de cemento que llega hasta una especie de corral, que vemos en la siguiente foto, donde hay animales y entre ellos varios perros, la pista de cemento nos lleva a la carretera general, pero no es ese nuestro camino.

Casas de San José del Álamo.















Nosotros hemos elegido la otra opción, por lo que retrocedemos y bajamos hasta los árboles donde teníamos un cruce de caminos y que tres párrafos antes marqué con un asterisco (*),  después de la frase "hemos de tener en cuenta", desde este cruce parten dos caminos tomamos el que está mas a la izquierda.

Bajamos al cruce, junto árboles, y tomamos el camino de la izquierda.
El camino baja hacia otro camino que pasa por la parte alta de dos charcas, este camino sigue hacia las casas y llega a un nuevo cruce donde entramos a la izquierda, por pista, rodeando un morro y saliendo a una calle asfaltada, bajamos a otra calle que seguimos a la derecha para salir a la carretera general junto a la pista de cemento que viene del corral citado anteriormente.

Caminos a seguir para salir al asfalto entre las casas.
















Foto tomada desde el lado contrario.
















Una bonita Ñamera.
En la carretera general subimos a la derecha hasta localizar un poste de señales junto a un callejón, a la izquierda, en el poste se indican, entre otras, la dirección de San Lorenzo.

Llegamos a este poste de señales.
Entramos por este callejón con piso de cemento para a los pocos metros girar a la izquierda y seguir bajando hasta una casa donde volvemos a girar a la izquierda llegando junto a otro poste de señales.

A los pocos metros giramos a la izquierda.















Nuevo poste al finalizar el camino de cemento.
El camino pasa a ser de tierra y continua bajando por esta ladera hasta salir a una pista de gravilla, por donde continuamos desembocando en otra pista.

El camino nos lleva a pista de gravilla.















Cruzamos la pista, al frente, para continuar por camino que nos lleva bajo un pequeño bosque de Eucaliptos saliendo junto a un nuevo poste de señales, estamos en El Solano.

Cruzamos pista y tomamos el camino.















Caminamos bajo los Eucaliptos.















Al salir de los Eucaliptos llegamos a este nuevo poste.















Continuamos el pateo en dirección San Lorenzo, al frente podemos ver la dirección del camino que llega a un nuevo cruce y a un  nuevo poste de "senderos locales" con la indicación de San Lorenzo.

El camino sigue al frente.















Poste de senderos locales.















Después de este poste subimos un repechillo y llegamos a un pequeño poste, el camino sigue entre Acebuches y con el Barranco del Acebuchal a nuestra derecha.

Pasamos junto a este pequeño poste.
Barranco del Acebuchal.















Después de unas bajadas el camino llanea para luego girar a la izquierda saliendo a otro camino junto a poste de señales.

El camino tiene algunas bajadas.















Salimos a este nuevo poste.















En este nuevo camino seguimos a la derecha para llegar a un nuevo cruce y poste de señales, que será el último poste que encontraremos, el poste nos señala la dirección de El Román y San Lorenzo, pero esa dirección ya no es la nuestra por lo que entramos por el camino de la izquierda, sobre tosca roja, y que se dirige a la Montaña de San Gregorio.

Seguimos el amino de la izquierda.















El camino, como decía, se dirige a la Montaña de San Gregorio, nosotros no llegaremos a la misma, el camino llega junto a un solitario Acebuche y pasado unos metros del mismo, cuando el camino gira a la derecha, nos desviamos por una vereda que sigue a la izquierda.

Seguimos por este camino hasta este Acebuche.















Uno  metros pasado el Acebuche, nos desviamos a la izquierda.















Bajamos en suave descenso por esta vereda que llega a un muro de piedra, cruzamos este muro y el camino gira a la derecha hacia otro Acebuche.

Cruzamos el muro de piedras.















El camino gira a la derecha y se dirige a otro Acebuche.
Antes de llegar al Acebuche, aparece un camino a la izquierda que baja, abandonamos el camino que sigue hacia el citado Acebuche y bajamos a la izquierda.

Entramos por el camino de la izquierda.

Bajamos para llegar a una acequia que cruzamos y continuamos bajando hacia la izquierda, cruzamos una pequeña barranquera y desembocamos en otro camino donde seguimos a la derecha, luego subimos a un alargado y pequeño promontorio, por donde bajamos a la izquierda pasando dos torretas que quedan en ese lado, y entre dos Acebuches.

Cruzamos acequia para dirigirnos a las torretas y Acebuches.

Antes de llegar a torretas y Acebuches subimos a promontorio.

Antes de llegar a los Acebuches cruzamos un camino, pasamos entre los Acebuches y llegamos al cauce del barranco donde seguimos a la izquierda, obviando camino que sube a la izquierda continuamos paralelo al cauce, cruzamos el cauce y subimos por la ladera de enfrente junto a valla metálica hasta llegar a un camino pavimentado.

Subimos por este camino desde el barranco.

Salimos junto a una puerta de hierro (*), las veces que he pasado por aquí ha estado siempre abierta, si estuviera cerrada tendríamos que sortearla de alguna forma para proseguir el camino que no es otro que seguir por el pavimento hasta su final, a la izquierda baja camino que después de un par de curvas gira a la derecha y continua hasta llegar a un recinto vallado, junto a puerta que normalmente se cierra con una piedra, por lo que no hay problemas, seguimos el camino, tras la puerta, que nos va a llevar a otro recinto vallado, a la izquierda sigue el camino que desemboca en la carretera de San José del Álamo.

Camino a la izquierda de la puerta.

En la carretera seguimos a la derecha hasta llegar a la carretera general de Las Palmas de G.C. a Teror, final del pateo.

Palmeral visto desde la carretera.

Nota: (*) Si por algún motivo no pudiéramos sortear la puerta, lo mejor será bajar de nuevo al barranco y seguir el camino a la izquierda  en dirección al bosquete de Eucaliptos, una vez llegados junto a los árboles podemos subir a la izquierda campo a través hasta llegar al camino pavimentado o seguir entre la arboleda, opción mas segura, por este camino que nos lleva a la urbanización que tenemos al frente, saliendo al asfalto que si seguimos a la izquierda nos lleva a la rotonda de la carretera de Las Palmas a Teror.