20 de junio de 2015

Teror-Tenoya

Distancia: 12 km.; Dificultad: Baja. 

www.caminosdecanarias.blogspot.com

Nuestra ruta comienza en la Villa mariana de Teror, salimos del pueblo siguiendo la carretera hacia la Finca de Osorio, entramos por ella, para evitar la carretera, y subimos hasta la Casona.


Finca de Osorio.








































Seguimos por la derecha bajando a los establos, caminamos por la pista pasando junto a los aparcamientos y al cementerio.

Salimos de la finca.















Después de dejar una entrada a la derecha llegamos a la carretera de Arucas a Teror, caminamos unos metros a la izquierda para abandonarla por entrada a la derecha hacia La Peña, aquí podemos ver "Las Tres Acequias".

Las Tres Acequias.















Caminamos sobre el Lomo de los Silos, sin salirnos de esta pista asfaltada llegamos junto a la casa con el  número 18 y el letrero de La Peña, pasada la casa tenemos una vereda, entre la vegetación, que acorta una curva de la pista, salimos de nuevo al asfalto y caminamos a la derecha para asomarnos por primera vez al Barranco de Teror.

Barranco de Teror.















Charcas en el Barranco de Teror.
















Seguimos bajando por este lomo ahora con panorámicas de las dos vertientes, a la derecha el Barranco de Teror, como ya hemos visto, y a la izquierda la Montaña de El Picacho.
Así llegamos al Barrio de La Peña y a su Ermita.

Pasamos junto a la Ermita de La Peña.















Panorámica de Las Casillas y El Palmar.















Continuamos por este lomo metido entre las casas para llegar donde la carretera hace un curva a la derecha, aquí abandonamos la carretera por la pista que parte junto a una especie de garaje con puerta metálica verde.

Barrio Barranco del Pino















El Palmar y Las Casillas.















La pista finaliza para dar paso a un camino que más adelante irá junto a una acequia, dejamos estanque vallado a la derecha y volvemos a la carretera.

Charcas en el barranco.















Cruzamos la carretera hacia una farola de donde parte la segunda vereda que acorta la carretera y que vuelve a la misma junto a la casa con el número 6.
Caminamos a la derecha unos metros para volver abandonar la carretera, en la curva, unos escalones dan paso a la vereda que nos lleva nuevamente a la carretera junto a las Casas del Barranco del Pino.

Casas del Barranco del Pino.















Desde este lomo tenemos panorámicas de las Presas de Tenoya y de la charcas adyacentes que dan color y vistosidad al paisaje.

Presas de Tenoya.



















Caminamos por el lomo metidos entre las casas para luego salir a terreno más abierto y de donde volvemos a tener panorámicas de los dos barrancos, sin salirnos de la carretera llegamos junto a un morro rocoso, medio tapado por una hiedra, es una casa-cueva.
Desde esta cueva caminaremos un buen trozo sin edificaciones junto a la carretera, luego llegamos a una casa, a la izquierda, donde finaliza el asfalto y comienza una pista de cemento.

Charca en el Barranco de Lezcano.















Santidad Alta, Charcas en el Barranco del Pino.















Estamos en "La Cerpa", ahora caminamos por pista de cemento dejando varias casas a la izquierda, llegados a una curva a la izquierda abandonamos la pista por camino que sigue de frente sobre lomo rocoso, el camino se empina y nos lleva bajo unos Eucaliptos donde podemos disfrutar de un descanso.

El camino después de la pista de cemento.















A pesar de la época había bastante vegetación.















Dejamos un estanque y casas con fincas a la derecha, el camino desemboca en una pista de tierra que seguimos a la izquierda y que nos lleva al cauce del Barranco del Pino.

Dejamos fincas a la derecha.















Caminamos por el cauce del barranco, pronto encontramos dos desviaciones una a la derecha y otra a la izquierda, obviando las dos seguimos por el barranco para llegar bajo un Acueducto.

Llegamos al Acueducto.















Burladora o Métel.
















Tras pasar el Acueducto llegamos a la unión de los Barrancos de Pino, por donde bajamos, y Lezcano a la derecha, a apartir de aquí se llama Barranco de Tenoya

Unión de los Barrancos del Pino y Lezcano.















Ahora caminamos por el Barranco de Tenoya, seguimos barranco abajo para llegar a un punto donde una pista cruza el barranco de lado a lado, subimos por el lado derecho.

Abandonamos el barranco y subimos por el lado derecho.















La pista nos lleva a unos alpendres este lugar es conocido como "Las Milaneras", hay vestigios que lo acreditan, desde aquí podemos acceder al canal a través de un pequeño sendero.

Subimos al canal.















Caminar por el canal es cómodo, aunque a veces la vegetación nos complica el andar, de todas formas hay trozos que podemos hacerlo por fuera, por veredas que van junto al canal, a pesar de todo yo aconsejo caminar por el canal, salvo en los sitios que no se pueda por la vegetación.

Cantonera.















Barranco y Puente de  Tenoya desde el canal.
















Panorámica desde el canal.















El canal nos va ofreciendo diferentes panorámicas del barranco y sus alrededores de los que vamos disfrutando, así como de la diferente flora existente en el entorno: Palmeras, Granadillos, Salvias rojas, Tuneras, Veroles, Juncias, etc.


En la ladera se aprecia el recorrido del canal.















San Francisco Javier.















Juncia amorosa.
















Llegado el momento debemos salir del canal, por esta tapado por la tierra de una pista hecha para la construcción del Puente de Tenoya, y aunque unos metros más adelante vuelve a resurgir volveremos a tener el mismo problema cuando llegue bajo el puente.
Pues una vez llegados a la primera pista elegimos bajar a la izquierda, por ella, luego en un doble cruce seguimos de frente, pasando por un palomar y una nave, cruzamos bajo el puente y llegamos a pista de cemento que de frente nos lleva a la carretera que de Tenoya baja a la carretera general de Arucas, final del pateo.

Aquí salimos del canal para bajar por la pista.















Puente de Tenoya.

No hay comentarios: