27 de junio de 2015

Circular por La Laguna y Osorio (Valleseco)

Distancia: 8 km.; Dificultad: Baja.

www.caminosdecanarias.blogspot.com 

Partimos desde la puerta principal del Recinto de La Laguna, frente a la misma hay una finca vallada, caminamos a la izquierda pasamos los cubos de basura y encontramos un poste que nos indica la dirección del Barranco de la Virgen.


Entrada al camino.















Bajamos por unos escalones de cemento que tras un zigzag penetra entre la arboleda.

Bajamos por este pasillo cementado.
















El cemento da paso al camino de tierra, caminamos a la umbría de la arboleda que forma pequeños túneles.

La arboleda forman pequeños túneles.















Hongos de los arboles (Exobasidium lauri).















Gongarillo.















Caminamos bajo la arboleda.















Salimos de la vegetación para volver a un nuevo camino de cemento, dejamos cueva-estanque, a la derecha, y una casas, a la izquierda, a nivel inferior, luego gira a la derecha y llega a una pequeña explanada adoquinada junto a la carretera.

Salimos de la arboleda. La Cuestilla.















Caminamos por la carretera a la izquierda, pronto dejamos una entrada también a la izquierda seguimos de frente para llegar a la casa con el número 17, a la derecha, a los pocos metros encontramos un nuevo poste y camino.

Encontramos nuevo poste.















Entramos por el camino de El Tabuco.















Volvemos a caminar entre la vegetación, pequeños relictos de Laurisilva que aún quedan por esta zona, el Camino de El Tabuco.

La Laurisilva en el Camino de El Tabuco.


















El camino cruza un barranco y gira a la izquierda para iniciar una leve subida hasta llegar a un nuevo poste.

Cruzamos este barranco.















Camino de El Tabuco.















Camino de El Tabuco.















El poste nos señala a la derecha el Camino del Barranco de la Virgen, este camino nos sube a la carretera para después seguir la dirección indica, pero no es ese nuestro propósito por lo que seguimos a la izquierda en dirección al Barranco de las Ánimas por donde subiremos.

Seguimos hacia el Barranco de las Ánimas.















Entramos hacia el barranco.















El camino llega junto a un panel, aquí el camino gira a la izquierda y cruza el barranco, pero nosotros abandonamos el camino y subimos por el cauce.

Llegamos a este panel en el cauce del barranco.















Subimos por el cauce del Barranco de las Ánimas.
















La subida por el barranco no presenta grandes dificultades, algunos árboles atravesados, a pesar de que su cauce es estrecho, hemos de prestar atención ya que llegaremos a un punto del barranco donde en la ladera izquierda hay unos medios escalones excavados en la tierra y unas cuerdas que nos ayudarán a subir a un camino que metido entre las Helechas nos  lleva a una plataforma de cemento, antes habremos dejado una desviación a la derecha.

Subimos por un camino entre Helechas.















Llegamos a lo alto sobre el Aula de La Laurisilva.













Desde la explanada de cemento parte un camino que baja al Recinto del Aula de La Laurisilva, respeto a todo el entorno, dejando la casa a la derecha nos dirigimos a la salida a través de una pista que viene de la entrada principal, si la puerta estuviera cerrada por la izquierda hay un pasillo que nos permite salir.

Acanto en el Aula de La Laurisilva.















Salimos a una pista que caminamos a la derecha y que nos lleva a la carretera, por ella seguimos a la izquierda, tras pasar por una casa-finca con muro pintado de marrón llegamos a la entrada del camino que sube al Pico del Rayo, seguimos bajando por la carretera para a los pocos metros abandonarla por la izquierda.
Aquí hay un cruce de caminos, seguimos por la derecha que va sobre el Lomo de las Vacas y que tras un pequeña bajada resbaladiza nos lleva a un pista y a la derecha volvemos a la carretera.

En el cruce de caminos seguimos a la derecha.















Lomo de las Vacas.








Al fondo la Montaña de Firgas.













En la carretera vemos que al frente tenemos la entrada de una pista, cadena, entramos por ella hasta su final, dejamos un pozo abajo a la izquierda.

Entramos por la pista.















Zanahoria silvestre.















Seguimos la pista hasta el final.















Tras la pista se inicia un camino de picón, cuidado con las caídas, que tras pasar unas barranqueras, entre Cañas,  Helechas y alguna Zarza, sube a un lomo por una pequeña pero empinada cuesta que nos lleva a otro camino.

El pozo desde el camino.















Las Barranqueras.















Panorámica desde el camino.















Llegados al nuevo camino subimos a la derecha para llegar a un nuevo cruce de caminos.

Subimos a la derecha.















Subimos hacia los Eucaliptos.















En el cruce entramos a la izquierda para caminar metidos entre la vegetación y pasando bajo el bosque de Eucaliptos.

El camino va metido entre la vegetación.





















Llegamos a un nuevo lomo, cruce de caminos, donde vemos la Acequia de Crespo que será a partir de aquí nuestra reseña ya que el camino irá pegado a la acequia hasta volver a La Laguna.

Cardo de leche.















Acequia de Crespo.
















Al caminar junto a la acequia vamos viendo como ha ido creciendo la arboleda con la que se repobló las laderas de Osorio, ahora podemos disfrutar de la vegetación y de los pequeños rincones que ha formado.

Pequeños rincones para descansar y disfrutar.





























Bajo el Pico de Osorio continuamos caminando para llegar a un cruce de caminos, a la izquierda se baja a la finca y a la derecha se sube al pico, proseguimos pegados a la acequia, tendremos que pasar pequeños puentes y habrá momentos en los que tenemos que caminar por la acequia.

Acequia de Crespo.
















Tras  subir una pendiente llegamos a un nuevo cruce de caminos y que tienen el mismo destino que en el anterior cruce, por lo que seguimos de frente.

Subimos por esta cuesta.















Acequia de Crespo.















Pico de Osorio desde la acequia.















La acequia entra en unas vaguadas y se dirige a un grupo de Eucaliptos.

Nos dirigimos a los Eucaliptos.















Lavanda.





























Pasamos por unas vaguadas.






























Llegamos a los Eucaliptos donde hay un nuevo cruce que también obviamos, ahora la acequia metida entre  los Eucaliptos nos lleva hasta su final, pasando por detrás de una casa y llegando a unos Lavaderos muy cerca de La Laguna, inicio y fin del pateo.

Llegamos a los Eucaliptos.















Acequia de Crespo.















La acequia cerca del final del pateo.














2 comentarios:

Sara Fernandez Garcia dijo...

Buenas, soy Sara, sobrina de Monica. Me gustan mucho las fotos del blog!! ¿Me podrías pasar por correo las de la catedral, por favor? Mi correo es: sara7fg99@gmail.com
Muchas gracias, un saludo.

Satur dijo...

Hola Sara! Ahora mismo no puedo, por que se me ha estropeado el ordenador, en unos dias te
las envio, saludos para la familia.