4 de abril de 2015

Circular en Tenteniguada, por Los Alfaques y Barranco Capellanía.

Distancia: 8 km.; Dificultad: Fácil.

www.caminosdecanarias.blogspot.com

La ruta  la comenzamos junto al Bar el Puente, caminamos por la carretera hacia Valsequillo para tras cruzar el barranco abandonarla por camino a la derecha que nos lleva junto al cementerio.

Conejera 

























Seguimos la carretera a la derecha con panorámica sobre el barranco.

Panorámica desde el camino.















Llegados a un cruce continuamos a la derecha subiendo hacia unas casas donde encontramos un poste de senderismo que nos indica la dirección de la Caldera de los Marteles.
Iniciamos la subida por el camino de Los Alfaques o de las 101 curvas, a los pocos metros dejamos entrada a la derecha y luego el camino inicia un constante zigzag por el vértice del lomo.

Camino de Los Alfaques.















Camino de la 101  curvas.















Hierba Turmera.
















A partir de aquí hemos de prestar atención para localizar el camino que en una curva a la izquierda, marcado con un mojón a la derecha, nos llevará al Barranco de la Capellanía.

Entrada al Barranco de la Capellanía.



El camino irá girando a la izquierda para llegar a una zona rocosa donde se inicia la bajada al barranco, cuevas a la izquierda, pasa por un gran Almendro, cruzamos una puerta de hierro y el barranco para salir a una pista de tierra.

El camino va a media ladera















En esta época la vegetación es abundante.















Morgallanas.















El camino antes de bajar al barranco.





























Los Picachos y Roque Redondo.















Barranco de La Capellanía.















Subimos por la pista metidos entre los Taginastes florecidos, en su época, admirando la belleza de este maravilloso paraje, la pista finaliza en un pozo.

Taginastes azules en el Barranco de La Capellanía.




















Subimos por la pista.















Taginastes azules.
















La vegetación adorna la pista.
















La pista finaliza en el pozo.















Por la derecha del pozo sigue el camino subiendo entre la abundante vegetación y que irá siempre por el lado izquierdo del barranco.

Los Picachos.















El camino por arriba del pozo.















Taginaste azul.















Barranco de La Capellanía.















Sin dejar de subir llegamos junto a una cueva con un pequeño patio con un techo de cañas, continuamos la subida hasta desembocar en otro camino.

Llegamos a esta cueva.















Continuamos subiendo por el Barranco de La Capellanía.



















En el cruce de caminos seguimos a la derecha para cruzar el barranco e iniciar una nueva subida, esta vez hasta la base del Roque Redondo.

En el cruce seguimos a la derecha.















Cruzamos el Barranco.















Subimos hasta la base del Roque Redondo.















En la base del roque hay un cruce de caminos, el de la derecha va a Los Picachos y no tiene salida, el de la izquierda sube al pinar, nosotros seguimos de frente bajando hacia el Barranco de Quevedo.

Tomamos el camino de bajada.















Caminamos hacia el Barranco de Quevedo.

















Bajamos al barranco lo cruzamos y subimos a pista de tierra que seguimos a la derecha donde pasa a ser de cemento, solo nos queda seguir esta pista y sin salirnos de ella llegar al cruce de caminos donde tenemos varias opciones, pero donde nosotros seguiremos la de Tenteniguada haciendo caso a los postes de señales y a los rectángulos pintados de verde y blanco y por supuesto siempre bajando llegaremos al centro del pueblo, inicio y final de la ruta.


Lirios.















No hay comentarios: