19 de octubre de 2016

Camino entre El Cercado y Molino de Viento (Mogán), por Paso de Laderones.

Distancia: 7 km.; Dificultad: Moderada-Alta. 

www.caminosdecanarias.blogspot.com

El camino lo iniciamos en el barrio de El Cercado en Mogán, subimos por la calle "Antoñito El Molinero" y llegamos a un cruce de calles donde giramos a la izquierda por la calle "Los Quesada" poste de señales que nos indica la Ruta 3 de los Caminos de Mogán.

Poste en el cruce de calles.


Subimos por esta calle hasta su final para enlazar con pista cementada y donde encontramos nuevo poste, donde se lee Hoya del Salitre y Molino de Viento.

Poste al inicio de la pista.


Por la pista continuamos subiendo hasta llegar junto a la puerta de una finca, donde la pista continua, aquí por la izquierda y junto a un poste de señales se inicia el camino por la Hoya del Salitre.

Inicio del camino.


Sin dejar de subir el camino pedregoso irá haciendo zigzag, a veces poco claro por lo que hemos de estar atentos a los mojones y a unas marcas de pintura blanca que nos acompañara en toda la subida.

El camino en la Hoya del Salitre.


Hoya del Salitre.


El Cercado desde la Hoya del Salitre.


Cardonal-Tabaibal en la Hoya.


Desde el inicio del camino subimos por el lado derecho de la Hoya hasta que la cruzamos sobre tosca blanca para seguir subiendo por la ladera izquierda.

Aquí cruzamos el barranquillo.


Desde esta parte de la Hoya comenzamos a tener panorámicas del Puerto de Mogán.

Puerto de Mogán desde la Hoya del Salitre.


Siempre subiendo por el lado izquierdo de la Hoya del Salitre llegamos al vértice que forman las llamadas "Las Puntas" y donde comienza la Cañada de los Parados.

Llegamos al vértice que forman "Las Puntas".


Entramos en la Cañada de los Parados.




Caminamos unos metros por el cauce de la cañada, sobre piedra, para luego tomar un sendero por la parte derecha.

Cañada de los Parados.


El camino vuelve a cruzar la cañada para continuar ahora por el lado izquierdo.

Volvemos a cruzar la cañada.


Cañada de los Parados.


El camino sigue por el lado izquierdo hasta que la cañada gira a la izquierda, aquí abandonamos la cañada girando a la derecha y entrando por un pequeño barranquillo.

Junto al Cardón giramos a la derecha.


Subimos por este barranquillo, piedra sobre piedra, hasta localizar a la derecha un camino que nos sube al Lomo de los Revolcadores.

Subimos por el barranquillo.


La cañada desde el camino.


El camino que nos sube al Lomo de los Revolcadores.


Lomo de los Revolcadores.


En lo alto del lomo encontramos un poste de señales, foto anterior, que nos indica la dirección del Paso de Laderones y Molino de Viento, también encontraremos torretas y paredes de piedra.
Subimos a la izquierda y tras dejar atrás un barranquillo, a la derecha, podemos desviarnos en esa dirección para contemplar una panorámica del Barranco de Taurito.

Barranco de Taurito.


Cruzamos a la izquierda para volver al camino y continuar el pateo, la vegetación por esta zona está compuesta de grandes Tabaibas dulces, Cardoncillos y algunos Pinos aislados. Caminamos sobre lajas sueltas y en una pendiente más moderada.

Cardoncillos.




Tabaibas dulces y algunos Pinos.


Sin salirnos de este lomo, por donde continua el camino, y sin dejar de subir con la Cañada de los Parados a nuestra izquierda y algunos barranquillos a la derecha llegamos a los Llanos del Guirre.

El camino hacia el Paso de Laderones.






A medida que avanzamos nos vamos acercando a los impresionantes riscos sobre el Barranco de Mogán, Puntón de la Leña Buena y Puntón del Guirre.

Puntón del Guirre.


Puntón de la Leña Buena.


Riscos sobre Mogán.




Llegamos a un cruce de caminos, postes de señales junto a un redil, estamos en el Paso de Laderones por aquí bajamos a Molino de Viento y a la derecha subimos a la Degollada de Las Lapas.

Postes de señales en el Paso de Laderones.




El impresionante escarpe nos deja algo así como un poco parados ante la vista que nos ofrece, sobra decir que en esta bajada así como en el Andén hemos de tener la máxima precaución.

El Paso de Laderones visto desde arriba y de abajo.




El Andén de Laderones.


Tras el Andén iniciamos la bajada por la ladera en la Hoya de Laderones, para salvar la fuerte pendiente el camino hará unos largos zigzag.

El camino en la Hoya de Laderones.


Nos tomamos la bajada con tranquilidad con el fin de no resbalar, piedras sueltas, y a la vez de pararnos de vez en cuando para contemplar la hermosas panorámicas que nos va ofreciendo.

Panorámicas desde la Hoya de Laderones.










El camino tras cruzar un barranquillo, a la derecha, desemboca en una pista junto a un poste de señales, solo nos queda caminar a la derecha para bajar por la pista asfaltada, junto a una finca, que nos lleva a la carretera general junto a las casas y al Molino que da nombre a este barrio, final del pateo.

Poste en la pista.


Molino de Viento.



No hay comentarios: