27 de febrero de 2016

Temisas - Agüimes por el Andén Blanco y Pajonales.

Distancia: 13 km. + o -; Dificultad: Media.

www.caminosdecanarias.blogspot.com

Partimos de Temisas, junto al cartel de mosaicos donde se lee "Agüimes Municipio del Olivo".

Partimos desde este mosaico.


Subimos por la acera en dirección a Santa Lucía, en la segunda entrada a la derecha que encontramos sube camino cementado, a la izquierda queda algo parecido a un garaje y de frente tenemos unas escaleras de cemento por donde subiremos entre las casas, pasadas las misma el camino pasa a ser de tierra llega a una pista de tierra la cual cruzamos en diagonal a la derecha para volver al camino que sube en dirección a Los Cañadones, risco a la izquierda.

Panorámicas desde el camino




Cruz de Temisas.


Los Cañadones.


El camino entra por un pasillo entre dos paredes de piedra, pasa por un antiguo Horno de Tejas y desemboca en otro camino donde continuamos a la derecha hasta llegar a un llano de piedra viva de donde tenemos magnificas panorámicas de la zona.

Los Cañadones.





El camino sube por  aquí. El horno a la izquierda.


Los Cañadones.


Panorámicas desde el llano.




Continuamos el camino a la derecha que ahora entra en el Andén Blanco para llevarnos hasta la Cruz de Temisas, viendo la zona entendemos el nombre que se le da al camino.

Cruz de Temisas.


Aquí hemos de prestar atención el camino por donde veníamos sigue bordeando el lomo y se dirige al barranco, nosotros seguimos de frente por el centro del lomo buscando los mojones que nos llevará, a medida que subimos, a un camino que irá por la ladera izquierda con el Barranco de las Pilas a nuestra derecha.


Subimos por el lomo.


Barranco de las Pilas.


El camino que viene desde la Cruz de Temisas.

El camino llega al cauce del barranco para cruzar a la derecha e inicia una subida por la ladera derecha, luego gira a la izquierda y vuelve al barranco muy cerca de una albarrada, muro de piedras, sin cruzar el barranco caminamos hasta la próxima albarrada. Aquí tenemos dos opciones pero la nuestra es subir el lomo que tenemos a la derecha, una vez arriba, obviando el camino que sigue a la derecha, giramos a la izquierda caminando paralelos al barranco y después a una barranquera que dejamos a la izquierda.

El camino llega junto a la barranquera donde subimos un muro a la derecha y caminamos pegados a otro que tenemos a la izquierda, caminamos sin camino teniendo como mejor referencia que vamos entre dos lomos y que al frente, a lo lejos, vemos una cueva pintada de blanca, sin perder esta referencia desembocamos en un camino el de la Orilla del Seto.

Taginastes




En el nuevo camino continuamos a la derecha, con muro de piedra a la izquierda, por un camino amplio y cómodo de seguir, el camino llega a un pequeño lomo donde gira a la izquierda para cruzar un barranquillo, antes nos desviamos unos metros a la izquierda para ver una gran Era, testimonio de las plantaciones que hubo en estos lares.


Era.


Volvemos al camino dejando una casa-cueva a la derecha, luego cruzamos el Barranco de Pilancones donde dejamos un camino que baja a la derecha  y llegamos a la Cuevas de los Setos.

Cueva a la derecha.


Una parte del camino.


Cuevas de los Setos.


Pasamos las Cuevas de los Setos, desechando un camino a la izquierda, e iniciamos una pequeña subida, luego pasamos un nuevo barranco, desde el camino tenemos panorámica de "El Pinillo".

El Pinillo.


Llegamos a un cruce de caminos con la Montaña del Granillar a nuestra derecha, el camino de la izquierda sube al Pinillo y el de la derecha baja a la base de la montaña y se dirige a la Cañada de los Morales, nosotros continuamos de frente hasta un nuevo cruce, poste que nos indica la dirección de Guayadeque y que es  nuestra dirección.

Dirección Guayadeque.

Entramos por el camino de la derecha que inicia una suave subida, pronto dejamos un camino a la derecha que volverá a salir más adelante.

Camino de Guayadeque.


El camino nos lleva a la Mesa de los Morales, llano, luego baja unos metros y llega a un nuevo cruce, obviando la entrada a la izquierda y derecha, seguimos de frente unos metros para luego girar a la derecha en dirección a unos Pinos, pasando entre ellos.
El camino entra en una cañada y en constante bajada nos lleva al Seto de la Orilla y al Balcón, bajada del camino a Guayadeque, poste de señales, estamos en la Degollada de Cueva Bermeja.

Entrada a la cañada.


La cañada desde abajo.


Panorámica desde el camino.


Llegamos al Seto de la Orilla.


Barranco de Guayadeque.


En la Degollada de Cueva Bermeja y después de disfrutar de la panorámica del Barranco de Guayadeque proseguimos el camino, no bajamos a Guayadeque, seguimos sobre el lomo metido entre bancales de cultivos abandonados.

Cardo Santo.






Entre los bancales el camino va bajando y girando a la derecha, cruza una pista de tierra y continua la bajada hacia un Alpendre derruido.

Caminamos entre bancales.


Cardo común.


El camino pasa junto al Alpendre, baja unos metros para girar a la izquierda y enseguida a la derecha metiéndose nuevamente entre bancales, encontramos marcas de pintura azul que nos irán guiando.

Cardo Mariano.


A pesar de las marcas de pintura hemos de estar atentos, caminamos entre los bancales unos 600 metros hasta un pequeño embalse que queda a la derecha del camino, unos dos o tres metros, hay que localizar este embalse por que a partir de aquí seguiremos por el camino unos 100 metros más para luego abandonarlo girando a la derecha y caminando dentro de los bancales, sin camino, en dirección a la Montaña del Tentempié.

Montaña del Tentempié.

Caminamos dentro de los bancales hacia la montaña.

La montaña la rodeamos por la derecha, tras pasar un pequeño árbol salimos a un camino que seguimos a la izquierda bajando junto a la citada montaña y siempre a nuestra izquierda.

Salimos a este camino.

El camino sin dejar de bajar nos lleva junto a un gran agujero, como para un estanque, luego llega a un pista y la cruza para seguir en dirección a unas casas que tenemos al frente, también vemos un pozo a la derecha, a las casas llega una pista de cemento por donde continuamos bajando para luego girar a la derecha cruzar el barranco y llegar junto a un gran estanque.
Pasado el estanque la pista gira a la derecha nosotros la abandonamos por el camino que está a la izquierda y que nos lleva a la primeras casas de Agüimes, poste donde se lee Pajonales-Cueva Bermeja, solo nos queda entrar en el casco urbano para finalizar el pateo.

No hay comentarios: