1 de febrero de 2017

Camino del Arco de Los Lajones, por el Lomo de "Los Quemados"

Distancia: 8 km.; Dificultad: Moderada. 

www.caminosdecanarias.blogspot.com

Situados en la carretera de Mogán a La Aldea, entre el kilómetro 49-50, está el poste de señales indicándonos el comienzo del camino, muy cerca del Roque de Veneguera.

Inicio del camino.


Roque de Veneguera.


Subimos en dirección al roque pasando junto a él para luego continuar la subida por el Lomo del Roque, a medida que subimos las panorámicas que nos va ofreciendo el camino son impresionantes.

El camino en la zona del roque.


Los Azulejos.


Roque de Veneguera y Macizo de Los Molinos.


Arco Iris sobre Inagua.


Desde el Lomo del Roque tenemos vista del impresionante Caidero de los Guerra con parte de su tosca de color verde.

Caidero de los Guerra.


Veneguera desde el camino.


Taginastes negros en las ladera del camino.


El camino gira a la izquierda para cruzar sobre el caidero y tras pasar un barranquillo iniciar la subida por el Lomo de Los Quemados, luego vuelve a girar a la izquierda y llanea hasta llegar muy cerca del escarpe donde vuelve a iniciar la última subida hasta e un gran Pino Canario.

Pasamos sobre el caidero.


El camino llanea sobre el caidero.


El Roque y el Lomo del Roque, por donde hemos subido.


La subida finaliza junto a un gran Pino canario, foto.


Los Azulejos y Roque La Galana.


Antes de llegar a lo alto podemos ver el Roque Pernal, arriba a la derecha con una antena, que será la dirección que tomaremos tras culminar la subida.

Roque Pernal.


El Pino canario donde finaliza la subida.


Junto al Pino hay un poste de señales indicándonos el Barranco de Los Palos, pero no es esa nuestra dirección, nosotros subimos a lo alto del lomo rocoso estamos en el Lomo de la Manta.

Poste de señales.


Hermoso ejemplar de Pino canario.


En el lomo hemos de seguir a la derecha sobre roca y siempre pegados al escarpe, iremos bajando, subiendo y rodeando pequeños morros sin alejarnos mucho del escarpe que siempre tendremos a la derecha.
El camino a veces nos es muy visible pero se adivina su dirección, tenemos un par de referencias que nos ayudará y que dejamos a nuestra izquierda, uno será un gran Pino canario, en una explanada y después una pequeña torreta pintada de verde.

Lomo de la Manta.




Panorámica desde el escarpe.


Dejamos este Pino a la izquierda.


En ciertos momento podemos apreciar trozos de la pista de tierra, a la izquierda, que desde la Cruz de San Antonio llega al Aula de la Naturaleza de Inagua, al igual que pronto tenemos vista sobre el Roque Pernal y de la antena instalada en el mismo.

Cruzamos algún barranquillo.


Roque Pernal.




Al llegar al roque lo rodeamos por su parte baja a la izquierda para salir a un pinar más frondoso, estamos en el Morro de las Marreras.

Desde esta zona podemos ver la Presa del Mulato.


El camino se interna bajo el Pinar y se dirige al escarpe, derecha, de donde tenemos panorámicas de los Barrancos de Veneguera y de Mogán.

El camino entra en el Lomo de las Marreras.


Barranco de Veneguera.


Barranco de Mogán.


Caminamos pegados al escarpe hasta localizar el Arco de Los Lajones, unos metros abajo a la derecha, después de ver esta escultura de la naturaleza, se da por bueno el esfuerzo realizado para llegar y disfrutar de esta obra de arte natural.

Arco de Los Lajones.







Si continuamos sobre el Morro de las Marreras hasta su final tenemos panorámicas del Pie de la Cuesta y del Cortijo del Pino.

Cortijo del Pino y Pie de la Cuesta.


La vuelta la realizamos por el mismo camino que nos trajo hasta aquí , para ello desandamos lo andado ya con el placer de haber conseguido lo propuesto, ahora el camino se hará mas fácil ya que volveremos a la Degollada de la Manta para bajar con tranquilidad por el Camino de Los Quemados y el Lomo del Roque hasta el inicio del camino, final del pateo. 

Volvemos sobre nuestros pasos.












No hay comentarios: