23 de noviembre de 2016

Camino Circular en San Bartolomé por la Degollada de Rosiana y Camino del Guirgai.

Distancia: entre 10 y 11 km.; Dificultad: Moderado-Fácil. 

www.caminosdecanarias.blogspot.com

El pateo lo iniciamos y lo finalizamos en San Bartolomé, para ello subimos por la empinada calle que va al Área Recreativa que dejamos a la derecha y una calle a la izquierda, junto al Colegio de Tunte hay un cruce de carreteras, aquí seguimos de frente con las casas a nuestra izquierda.
Esta calle no lleva junto a la Ciudad Deportiva y la Casa del Olivo, continuamos por la calle paralelos a la Ciudad Deportiva para llegar a un nuevo cruce de carreteras, poste de señales que nos indica la dirección de la Degollada de la Manzanilla, caminamos en esta dirección al igual que en el próximo cruce, la carretera nos lleva a la entrada de una pista que está a la derecha y frente a la misma un poste de señales que nos sigue indicando la Degollada de la Manzanilla.

Llegamos a la entrada de esta pista.


Subimos por la pista, entre vallas de fincas, unos metros más adelante la misma gira a la izquierda y casi seguido a la derecha, dejando una entrada a la izquierda.

La pista entre vallas.


En el cruce giramos a la derecha.


La pista sigue entre una valla y unos Pinos para llega a una bifurcación donde giramos a la derecha.

Caminamos entre la valla y los Pinos.


Nueva bifurcación, a la derecha.

Caminamos unos pocos metros por esta pista hasta localizar un camino a la izquierda, mojón, que sube pegado a un muro de piedra.

Entrada al camino.


Panorámica desde el camino.


Entramos bajo un joven Pinar y continuamos subiendo, siempre pegados al muro de piedra.

El camino bajo el Pinar.


El camino sale del Pinar y llega al final del muro, a partir de aquí en una fuerte pendiente subimos en zigzag hasta que empieza a girar a la derecha.

El camino sale del Pinar.


San Bartolomé.


Entramos nuevamente bajo el Pinar cruzamos un par de barranquillos vamos ganando altura y nos situamos bajo los Morros del Pinar.

El camino y Amurga al fondo.


Ganamos altura.


Tras dejar un camino, derecha, poco visible subimos unos metros para luego girar a la izquierda, continua la fuerte pendiente.

Giramos a la izquierda.


Volvemos a cruzar los dos barranquillos anteriores, esta vez a la izquierda, para dirigirnos al Morro de las Vacas.

Morro  de las Vacas.


El camino inicia un llaneo llega a una zona rocosa  y sale a una explanada de tierra blancuzca, estamos en la Degollada de Rosiana.

Morros del Pinar.


Explanada de tierra blancuzca.


Morro de las Vacas.


Abandonamos el camino para ir hacia la izquierda donde tenemos un mirador que nos ofrece hermosas panorámicas.

Panorámicas desde el mirador.






Volvemos al camino para continuar el pateo, desde la degollada bajamos en diagonal hasta la pista.

Retrocedemos al camino.




El camino nos lleva a una pista.



En la pista caminamos a la derecha pocos metros para abandonarla por camino, pequeño poste, a la izquierda.

Entramos por este camino.


El camino cruza un barranco y continua paralelo a la pista, acortando varias curvas de la misma, pero a nivel inferior.

El camino tras cruzar el barranco.


Degollada de Rosiana desde el camino.


Degollada de la Manzanilla desde el camino.


El camino nos lleva nuevamente a la pista por donde seguimos y que irá rodeando el Morro Guanil, a nuestra derecha, tras girar en este sentido la pista nos ofrece nuevas panorámicas del entorno.

Salimos del camino a la pista nuevamente.


Pinar de Pilancones y Montaña Negra.


Morro de la Hierbahuerto.


Morro Guanil.


Tras dejar el Morro Guanil atrás la pista cruza un barranquillo y llega junto a un camino que sube por la ladera de la derecha, evitar sendero a media ladera a la derecha, hasta llegar a lo alto.

Dejamos el Morro Cuanil atrás.

Morro de la Hierbahuerto y Montaña de Tauro.


Iniciamos la bajada, por la otra ladera, hacia la pista con vistas del Morro de Pargana y el Barrio de la Plata.

Morro de Pargana.


La Plata.


De nuevo en la pista y sin salirnos de ella caminamos para llegar a la Degollada de Cruz Grande, unos metros a la derecha por la carretera nos lleva a la entrada al Camino de San Bartolomé, poste de señales y paneles informativos.
Entramos por una pista que finaliza en una Casa-Cueva, por la derecha sigue el camino empedrado.

El camino empedrado 


El camino, como se ve en la foto, es amplio y la única dificultad que presenta son las piedras que lo cubre, el camino llega junto a un gran Pino.

Pino de San Antonio.


Pasado el Pino hemos de prestar atención para localizar el Camino del Guirgai, el camino gira a la derecha y entra hacia un barranquillo, lo cruzamos sobre piedra viva e inmediatamente giramos a la izquierda para bajar al barranquillo donde detrás de los Pinos parte el camino.

Aquí bajamos al barranquillo.


Hay un mojón que nos indica la bajada y el camino es bastante claro y está sostenido en muro de piedra.

Camino del Guirgai.


Salimos a una zona rocosa y aunque la marca del camino se nota hay mojones que nos van guiando, pasamos junto a un estanque que dejamos a nuestra izquierda, el camino a veces baja encajonado como si fuera una acequia labrada en la roca, así llegamos al cauce del Barranco del Agua que cruzamos a la derecha.

Los mojones nos señalan la dirección.


Barranco del Agua.


Cruzamos el cauce.


Tras cruzar el cauce continuamos bajando a la izquierda metidos en el pinar, dejamos las ruinas de una casa a la izquierda y nos vamos acercando al Barranco de Tunte.

El camino después de cruzar el cauce.


Ruinas de una antigua casa.


Barranco de Tunte.


El camino gira a la derecha y prosigue bajando para llegar cerca de unas cuevas y fincas en la zona conocida como Los Cercadillos.

San Bartolomé desde el camino.


Los Cercadillos.


El camino en Los Cercadillos.


Barranco de Tunte.


Desembocamos en una pequeña explanada muy cerca de la carretera y con un sendero a la derecha.

Pequeña explanada y sendero.


Aquí tenemos dos opciones: 
1ª Seguir de frente y salir a la carretera para caminar por ella hasta llegar al pueblo. 
2ª Tomar el sendero de la derecha, el descrito aquí, que subirá hasta llegar a un barranquillo que cruzamos para continuar la subida hasta la Bodega de las Tirajanas.

Panorámica desde el camino de la Bodega. 
Una parte del camino.


Llegados frente a la puerta de la Bodega, izquierda, caminamos hacia su lado derecho donde baja un camino de cemento al Área Recreativa.
Solo nos queda salir de la misma al aparcamiento y de aquí a la empinada calle, por donde subimos al comenzar el pateo, para ahora bajar y llegar de nuevo a San Bartolomé.

No hay comentarios: